Hacer deporte en casa bajo esta situacion

Ir al gimnasio o contratar a un entrenador personal no es la única 
forma de mejorar tu estado físico. Hay muchas cosas que puede
hacer en casa. Es posible utilizar una pequeña cantidad de espacio
durante una pequeña cantidad de tiempo cada día. Aquí, nos centramos principalmente en artículos que tratan
sobre métodos de entrenamiento y ejercicio que se pueden practicar
en casa (solos).

Si los obstáculos para una acción seria son repentinamente altos, 
comience con un menú que pueda estar tranquilo en la sala de estar.
Si desea refrescar su mente y cuerpo, debería ser fácil de adoptar
como hábito diario.
Mucha gente moderna dedica de 3 a 4 horas al día al trabajo de 
escritorio. Sin embargo, la mayoría de los expertos dicen que estar sentado
todo ese tiempo no es saludable y plantea varios riesgos para
la salud, como enfermedades cardíacas, cáncer, artritis, obesidad,
envejecimiento acelerado, rigidez muscular y deterioro postural. Además, no solo estamos sentados en la oficina, sino también
en nuestras sillas para el trabajo diario, como los desplazamientos,
el almuerzo, el tiempo de descanso después de regresar a casa y
la cena. En esta era moderna en la que los tiempos de estar sentado
tienden a ser largos, es una buena idea intentar cambiar su estilo
de vida por el correcto mientras presta atención a los riesgos
para la salud mencionados anteriormente.
Longley recomienda encarecidamente este ejercicio como un 
ejercicio eficaz para muchos trabajadores de escritorio, ya que
puede eliminar los diversos efectos negativos de sentarse y añade
un giro de la parte superior del cuerpo a la estocada. Abra la entrepierna hacia adelante y hacia atrás y adopte la posición
de inmersión profunda, que extiende los músculos flexores de la
cadera en la parte posterior, extiende el glúteo mayor y los músculos
aductores en la parte frontal de las piernas y agrega un giro mientras
estira la columna torácica y la parte superior de la espalda. Esta serie de movimientos suaviza el deterioro de la postura
provocado por el trabajo de escritorio. Abra su entrepierna con un paso largo y ancho, e intente tomar
una posición donde se mejore el efecto. Mantener la pierna
delantera debajo de las rodillas verticalmente es la clave para
su mejor posición. Utilice de 5 a 10 veces en cada lado como guía.